No paramos de verlo en las noticias: a la gente joven se le está yendo la olla. Tan sólo este fin de semana, la policía ha desmantelado más de 253 fiestas ilegales en pisos, locales y pubs en plena pandemia por el COVID-19. Tanto es así, que ya está sonando la noticia de que hay personas alquilando sus viviendas para celebrar fiestas ilegales, un negocio que no sólo parece ser muy rentable, si no que además pone en peligro la salud pública y todas las medidas que todos los ciudadanos estamos tomando.

Hace tan sólo 1 día se hacía viral el vídeo de una conversación privada de un usuario de Instagram con otra persona que había aparecido en sus stories celebrando una fiesta en un pub junto a un montón de personas más sin respetar las medidas sanitarias ni el distanciamiento social. El usuario, indignado, grabó la story de la fiesta y le mandó unos mensajes privados a la autora mostrando su desacuerdo con lo que había sucedido y subió las respuestas a Twitter, consiguiendo más de 16.000 RTs y más de 46.000 FAVs.

Aunque el usuario ha mantenido en todo momento el anonimato de la autora, los usuarios de Twitter le piden que descubra quién es, cosa que ya ha confirmado que no hará.

¿Qué os parece que esta persona se vaya de fiesta, mientras media España está confinada y muchísimas personas y sectores están perdiendo su trabajo y su facturación para poder vivir?

¡Nosotros lo repudiamos completamente!